Ingresa a Ortomolecular Obesidad

viernes, 26 de enero de 2007

El Parlamento británico alerta del riesgo de obesidad de una generación entera

El Parlamento británico alerta del riesgo de obesidad de una generación entera

25/01/2007
Una dieta poco equilibrada y unos hábitos sedentarios son los culpables de esta situación

(Firma: Agencias)
Un comité parlamentario británico ha alertado del riesgo que sufre una generación entera de niños británicos, que ahora cursa la educación primaria, de alcanzar altos índices de obesidad, que desembocarían en graves problemas de salud.

Un informe del Comité de Cuentas Públicas de la Cámara de los Comunes, hecho público hoy, concluyó que al menos uno de cada siete niños de primaria sufre obesidad por culpa de sus hábitos sedentarios y una dieta poco equilibrada.

Según el estudio, el problema del sobrepeso le cuesta al Gobierno alrededor de 3.500 millones de libras (5.307 millones de euros), gasto que en tres años aumentará hasta los 4.500 millones de libras si la tendencia actual continúa.

La obesidad entre los dos y los diez años de edad se ha incrementado en 3,5 puntos porcentuales desde 1995, al pasar del 9,9 por ciento de los niños británicos a un 13,4 por ciento en 2004.

Insuficiente prevención

Según el presidente del Comité, Edward Leigh, los Ministerios británicos de Sanidad y Educación están haciendo «demasiado poco» para frenar la «alarmante» epidemia de obesidad.

Tres años atrás, las carteras de Sanidad, Educación y Cultura, Medios de Comunicación y Deporte fijaron conjuntamente la meta de poner fin al incremento de la obesidad entre los menores de once años antes de 2011, una medida que según Leigh no prosperó lo suficiente.

«Aunque cambiar los hábitos de los niños y de sus padres es un asunto delicado, es sumamente urgente que los departamentos involucrados trabajen de forma conjunta», añadió Leigh.

El informe del comité parlamentario denunció, además, la decisión tomada el verano pasado por el Ministerio de Sanidad del Reino Unido de no comunicar a los padres los resultados de las pruebas de obesidad realizadas a sus hijos, una medida que en su momento se adoptó para «evitar la alarma generalizada».


AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldana
Fundador y presidente.

martes, 23 de enero de 2007

Cada vez más frecuente en la Unión Europea

Fuente: © Parlamento Europeo
http://www.europarl.eu.int/
UE: La obesidad, cada vez más frecuente en la Unión Europea
/noticias.info/ Europa no para de engordar. Se calcula que en los 27 Estados miembros catorce millones de niños padecen sobrepeso, y otros tres millones son obesos. Además, en algunos de estos países la mitad de la población adulta pesa más de lo que debería, y dos de cada diez europeos serán obesos. La obesidad es ya una epidemia europea que afecta sobre todo a niños y adolescentes, según un informe del PE. Las medicinas propuestas: información, deporte, educación y comidas equilibradas en los colegios.

La obesidad y el sobrepeso son uno de los mayores retos médicos a los que se enfrenta Europa. Cada vez hay más michelines, y la razón es sencilla: en la Unión Europea (UE) se come mucho y se hace poco ejercicio. En algunas regiones de la Unión, hasta el 27 por ciento de los hombres y el 38 por ciento de las mujeres son obesos. Tampoco deja de crecer la obesidad infantil, al ritmo de 40.000 niños obesos más cada año.

La obesidad aumenta el riesgo de padecer infartos de miocardio o enfermedades graves como la diabetes tipo 2, hipertensión, dolencias coronarias o incluso algún tipo de cáncer. Una nutrición pobre y la falta de ejercicio son las principales causas de muerte evitable en Europa; además, se calcula que hasta el siete por ciento de los costes sanitarios totales de la UE están relacionados con el exceso de peso.

Por una Europa más saludable y ligera

El Parlamento Europeo (PE) tiene previsto someter a votación durante la sesión Plenaria de febrero en Bruselas un informe, elaborado por la eurodiputada liberal belga Frédérique Ries, con el que la Eurocámara fija su postura respecto al Libro Verde de la Comisión sobre la materia. En el documento, el PE recomienda a los Estados miembros que den a la obesidad el rango de enfermedad crónica, con el fin de evitar que se discrimine y estigmatice a quienes la padecen. También insiste en la importancia de informar al consumidor desde la infancia, y considera que una estrategia que pretenda prevenir y controlar la obesidad debe tener en cuenta todas las etapas de la vida, desde el período prenatal hasta la vejez.

Además, el texto pide que se garantice la facilidad de acceso al deporte y la actividad física de los niños en los colegios y que se subvencione a los servicios de catering escolar para que mejore la calidad de las comidas que ofrecen. El informe destaca, asimismo, el papel didáctico de los medios de comunicación en relación a la salud y la nutrición, por lo que reclama a la Comisión que regule la publicidad de alimentos ricos en grasas, azúcar o sal.

La salud, constante preocupación del PE

El PE ya adoptó en 2006 un informe en el que se reclamaba un aumento de las exigencias sanitarias y nutricionales para los alimentos y se llamaba la atención sobre el etiquetado de estos productos. También la Comisión Europea ha prestado a tención a la obesidad, presentando en 2005 un Libro Verde por el que se abría un proceso de consulta pública sobre la materia.

Nutrición, ejercicio físico y lucha contra la obesidad son prioritarias en la política de salud pública de la UE, y forman parte del programa de acción europeo para el período 2003-2008 en este campo.