Ingresa a Ortomolecular Obesidad

Barra de vídeos de obesidad

Loading...

jueves, 30 de julio de 2009

Sobrepeso y obesidad, real pandemia del siglo: experto


Ángeles Cruz Martínez

A diario mueren 78 personas, derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por causas asociadas a la obesidad, la cual es el antecedente inmediato para el desarrollo de diabetes. La atención de este último mal y sus complicaciones significan una inversión de 54 millones de pesos diarios en los tres niveles de atención del instituto. Lo más grave, advirtió el director de Prestaciones Médicas, Santiago Echevarría Zuno, es que alrededor de 40 por ciento de estos pacientes sufrirá algún daño adicional en su salud como ceguera, insuficiencia renal y pie diabético (lo que eventualmente los llevará a la amputación de extremidades).

Resaltó que la expectativa de vida de los diabéticos es dos décadas menor con respecto a la población general.

En rueda de prensa, el funcionario advirtió que el sobrepeso y la obesidad son la verdadera pandemia del siglo XXI, la cual afecta a 70 por ciento de los mexicanos. De continuar la actual tendencia, dentro de 10 años 90 por ciento de la población estará en esta condición de salud.

Subrayó el riesgo de que esta posibilidad se concrete por la alta frecuencia del exceso de peso entre menores de edad. Al respecto, Eulalia Piedad Garrido, endocrinóloga del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, señaló que en apenas ocho años (1999 a 2006), la prevalencia del sobrepeso y la obesidad entre escolares pasó de 18.6 por ciento a 30 por ciento.

Este fenómeno está directamente relacionado con el estilo de vida de los pequeños. Dijo que 60 por ciento de los niños de cinco a 11 años de edad pasan más de dos horas diarias viendo televisión; 22.1 por ciento toman más de un refresco al día; y 30 por ciento consume frituras y/o pastelillos industrializados.

El sobrepeso y la obesidad están presentes en 32.5 por ciento de los jóvenes que tienen de 12 a 19 años de edad; 61.5 por ciento ve televisión más de dos horas diarias; 28 por ciento toma más de un refresco al día; y 24 por ciento ingiere frituras y/o pastelillos industrializados.

Garrido resaltó la importancia de atender este problema de salud porque 15 por ciento de obesos menores de dos años lo serán en la edad adulta, igual que 25 por ciento de prescolares y 80 por ciento de los adolescentes de 10 a 14 años de edad.

El instituto registra 9 millones de días/paciente en el sistema hospitalario, de los que 32 por ciento son por diabetes y sus complicaciones.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Obesidad, la auténtica pandemia del siglo XXI: IMSS, México

Obesidad, la auténtica pandemia del siglo XXI

Cada día, problemas vinculados a este mal causan la muerte de 78 mexicanos.
El Seguro Social lanzó ayer un modelo para promover un mejor estilo de vida.

México.- Para el Instituto Mexicano del Seguro Social no hay vuelta de hoja: en México, el sobrepeso y la obesidad son la auténtica pandemia del siglo XXI. Así lo prueba el hecho de que las enfermedades asociadas a la gordura matan a 78 mexicanos y mexicanas cada día, y atender en hospitales el costo de estas afecciones le cuesta al país 19 mil 710 millones de pesos anuales.

La sentencia la pronunció Santiago Echevarría Zuno, director de Prestaciones Médicas del IMSS, quien fue tajante: hoy, siete de cada diez mexicanos están pasados de peso, y a menos que se modifiquen radicalmente los hábitos alimenticios de todos, en diez años seremos el primer lugar mundial en este renglón, con nueve de cada diez personas oficialmente gordos.

¿Argumentos? El funcionario del Seguro Social llegó armado de cifras aterradoras, empezando por el cada vez más serio impacto de estas afecciones sobre los niños. Los pequeños mexicanos ya padecen afecciones "de adultos": diabetes, hipertensión, colesterol alto, problemas cardiovasculares.

Los menores "del Seguro Social ven televisión más de dos horas al día en promedio; cerca de 2 por ciento de niños y del 31 por ciento de adolescentes tienen sobrepeso y obesidad", relató. "En cuanto al sedentarismo, éste afecta al 6.9 por ciento de los menores de diez años y al 16.9 por ciento de los adolescentes".

Los números son redondos: en México hay unos cuatro millones de niños con algún grado de obesidad: uno de cada diez menores de cinco años; dos de cada diez de cinco a nueve, y tres de cada diez adolescentes.

¿La causa principal? La ingesta de comida chatarra.

Acompañado de la endocrinóloga pediatra Eulalia Piedad Garrido Magaña, del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Echevarría Zuno dijo que el IMSS gasta cada día en atender problemas derivados de la obesidad 54 millones de pesos.

Costo no sólo económico

La obesidad cuesta. El Seguro Social atiende 90 millones de consultas diarias. Una de cada cinco (18 millones) son para atender a pacientes con diabetes tipo 2. Cada uno de estos pacientes implica un gasto diario aproximado de nueve mil pesos.

Y el costo no es sólo económico. De los cerca de 11 millones de diabéticos del país, al menos 80 por ciento tienen antecedentes de obesidad.

Pero sus males no paran ahí: de cada 100 diabéticos, 14 tienen daño renal, diez tienen neuropatías periféricas, cinco se quedan ciegos, diez tienen pie diabético y un tercio de estos últimos pierde alguna de sus piernas por amputación.

Un paciente diabético muere en promedio 20 años antes que una persona sin diabetes, y sus últimos 20 años de vida tendrá alguna complicación.

De remate, el diabético tiene tres veces más riesgo de presentar enfermedades del corazón o accidentes cerebrovasculares.

El IMSS no se quedó en el diagnóstico, y ayer mismo lanzó a nivel nacional un modelo de acción en el que quiere involucrar a toda la población del país.

El nuevo programa se llama EVAS, Estilos de Vida Activos y Saludables, y en su expresión más simple significa que todas las Unidades de Medicina Familiar del Seguro Social contarán con un módulo del programa.

Bomba de tiempo

En Monterrey, Heriberto Fabela Rodríguez, coordinador de Prevención y Atención a la Salud en la delegación local del IMSS, explicó que el propósito del programa es desactivar la bomba de tiempo del sobrepeso y la obesidad.

El cuadro que trazó fue parecido al de Echevarría Zuno: dijo que en el país conviven unos 13 millones de hipertensis, al menos ocho millones de diabéticos, más de 50 millones son sedentarios (cero ejercicio), 90 millones viven sometidos a un estrés nocivo y más de 100 millones están mal nutridos.

"Ante este panorama, es urgente erradicar estos estilos de vida modernos a través de la alimentación saludable, la actividad y el ejercicio físico, y la vida libre de adicciones como el alcohol y el tabaco", dijo.

El modelo EVAS apoyará a quienes estén dispuestos a emprender un cambio en su estilo de vida, es decir, a quienes tengan kilos de más o reconozcan vivir en el sedentarismo o tener alguna adicción.

Quien lo desee podrá acudir al módulos EVA en la Unidad de Medicina Familiar más cercana, y ahí recibirá una cartilla de alimentación saludable y actividad física, la cual comprende 28 planes de alimentación y cuatro programas de rutinas o de actividad física.

La meta del programa es que quienes lo adopten pierdan al menos medio kilo por semana. Parece poco, pero son dos kilos por mes y pueden llegar a ser 24 kilos en un año. Y como esto requiere de ayuda, los que se afilien al programa tendrán que ir a consulta una vez al mes durante medio año.

En Guadalajara, la invitación al programa EVAS impulsado por PrevenIMSS la hizo Manuel Cervantes Ocampo, jefe de Prestaciones Médicas de la Delegación Jalisco.

El funcionario pidió a los derechohabientes acudir al Seguro Social para que ahí los expertos valoren su peso y talla y, de ser necesario, les den la asesoría nutricional o médica que requieran.

El IMSS buscará además detectar y controlar el estrés y la depresión, que también suelen llevar a malos hábitos alimenticios.

-Claves

Chicos Nintendo

• Francisco Fabela, jefe de Prestaciones Médicas del IMSS en Monterrey, dijo que además de comer mal, los chicos de hoy hacen 70 por ciento menos ejercicio que hace 30 años.

• El ejercicio de niños es clave: "Disminuye el sobrepeso y la obesidad, reduce el riesgo de padecer diabetes, fortalece el sistema osteomuscular y mejora el entorno psicosocial", dijo.

• Hoy, agregó Fabela Blas, de 60 a 80 por ciento de los niños mexicanos son sedentarios, algo malo si se piensa que un niño obeso puede morir antes o ser un adulto discapacitado.

Blanca Valadez
--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

sábado, 18 de julio de 2009

OBESIDAD EN MÉXICO SE INCREMENTA DE 60 A 70 5

Aumentó 10 puntos sobrepeso y obesidad en México

Las más afectadas son las mujeres debido a que su organismo trabaja generalmente a base de hormonas; además, tienden a generar más tejido adiposo y lo acumulan en el abdomen o en la cadera.

México.- De 2000 a la fecha, el porcentaje de adultos mayores de 20 años con problemas de sobrepeso y obesidad aumentó 10 puntos, al pasar de 60 a 70 por ciento del total, alertó Dolores Patricia Delgado Jacobo, investigadora de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza.

En un comunicado, indicó que las más afectadas son las mujeres, pues si bien este padecimiento afecta a dos tercios de la población, el sector femenino es el predominante, con casi 72 por ciento, en comparación con 68 por ciento de los varones.

La experta detalló que eso se debe a las características de cada sexo; el organismo de las mujeres generalmente trabaja a base de hormonas; además, tienden a generar más tejido adiposo y lo acumulan en el abdomen o en la cadera.

Advirtió que estimaciones serias señalan que para 2010 en el mundo existirán mil 500 millones de personas con sobrepeso, y de esta cifra 20 por ciento serán niños y adolescentes. Ello debido a que sus vidas son más sedentarias que antaño, porque pasan mayor tiempo frente a la computadora, los videojuegos y la televisión.

Según la Organización Mundial de la Salud, expuso Delgado Jacobo, para 2015 habrá unos dos mil 300 millones de adultos con sobrepeso y más de 700 millones con obesidad. "Eso significa que si no se desarrollan estrategias adecuadas para limitar estos factores de riesgo, aumentará el número de casos".

Expuso que para combatir esas afecciones es preciso lograr un equilibrio energético hasta alcanzar un peso normal; reducir la ingesta de calorías procedentes de grasa; cambiar el consumo de grasas saturadas a insaturadas y aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, granos integrales y frutos secos.

La experta argumentó que entre el ejercicio y una dieta adecuada se debe producir una pérdida de entre siete y ocho kilos, pero no de una manera rápida, sino paulatina. Y es que, expuso, un individuo que baja de peso adecuadamente debe disminuir entre 200 y 500 gramos por mes.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

domingo, 24 de febrero de 2008

La SSA cabildeará con industriales retirar de horarios infantiles en medios electrónicos publicidad de comida chatarra
Por: Redacción | Nacional
Viernes 22 de Febrero de 2008
Prevención. El objetivo es combatir la obesidad infantil.
El secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, anunció que se buscará el apoyo de los industriales de alimentos para que eliminen la publicidad de comida “chatarra” de los horarios infantiles en medios electrónicos y contribuyan al combate de la obesidad en infantes.

El titular de la Secretaría de Salud adelantó que para ello se tiene prevista una reunión en marzo para revisar, junto con los empresarios, un Código de Etica, en el cual se definan las líneas para evitar la promoción de estos comestibles con bajo contenido nutricional.

“Vamos a apelar a la responsabilidad social de los empresarios para lograr este objetivo y aunque algunos han manifestado que no están de acuerdo, tienen que participar porque este es un problema que nos atañe a todos”, subrayó el Secretario de Salud.

Luego de presentar el estudio “Factores Asociados a Sobrepeso y Obesidad en el Ambiente Escolar”, de la Fundación Mexicana para la Salud, el funcionario señaló que hasta el momento no se tienen previstas sanciones para quienes no se sumen a la campaña, “pero no se descarta que en el futuro pudieran haber acciones del Congreso o del Ejecutivo federal para compensar el gasto de daños a la salud”.

También adelantó que se pedirá a los industriales que firmen el Código de Ética, y se comprometan a reetiquetar sus productos con términos que la gente entienda más y sepa lo que consume.

Recordó que en nuestro país actualmente hay 1.4 millones de escolares con obesidad y sobrepeso y es urgente emprender acciones para revertir esta situación.

En este sentido, precisó que una medida para que los infantes tomen conciencia del daño de consumir productos “chatarra”, es el trabajo conjunto con la Secretaría de Educación Pública para establecer una materia que se denomine Educación para la Salud.

Finalmente, anunció que la semana próxima se darán a conocer las guías nutricionales de líquidos y la población conozca los niveles nutricionales que tienen las bebidas que consumen.

Sin precedente, sobrepeso en los niños, alerta la Ssa

Ángeles Cruz Martínez

El titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Ángel Córdova Villalobos, convocó a la industria de alimentos a que actúe con responsabilidad social y evite la publicidad de productos de bajo valor nutricional, principalmente en los horarios infantiles, porque México registra un “aumento sin precedente” en los índices de sobrepeso en los niños.

Dijo que uno de cada cuatro niños de cinco a 11 años tiene exceso de peso, y 1.4 millones son obesos, situación preocupante por los potenciales daños a la salud que esto ocasiona y porque el problema persiste hasta la etapa adulta.

Luego de participar en la presentación de los resultados del estudio sobre factores asociados a sobrepeso y obesidad en el ambiente escolar, financiado por la Fundación Mexicana para la Salud, el funcionario informó que desde el año pasado propuso a las empresas que de manera conjunta atiendan el problema en el país, como ocurre en otras naciones, donde los resultados son buenos.

Comentó que algunas de las empresas han mostrado resistencia a participar con la Ssa, pero confió en que asumirán la parte de la responsabilidad que les corresponde. Por el momento, descartó la posibilidad de que se apliquen sanciones a los fabricantes que se nieguen a modificar sus esquemas de publicidad o a tomar otras medidas encaminadas a mejorar la salud de la población.

Sin embargo –dijo–, si no se dan los resultados que el gobierno federal espera, “no sería de extrañar que en algún tiempo pudiera haber otro tipo de acciones” provenientes del Congreso de la Unión o del Poder Ejecutivo.

Explicó que el plan es crear un código de ética en el que también se establezca la prohibición de hacer uso de personajes o actores de gran atracción para los niños para la promoción de alimentos chatarra.

La Ssa también trabaja en una propuesta para retiquetar los productos, a fin de que sean de fácil interpretación y que las personas puedan conocer el contenido calórico y proteico de los alimentos procesados.