Ingresa a Ortomolecular Obesidad

Barra de vídeos de obesidad

Loading...

jueves, 30 de julio de 2009

Sobrepeso y obesidad, real pandemia del siglo: experto


Ángeles Cruz Martínez

A diario mueren 78 personas, derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por causas asociadas a la obesidad, la cual es el antecedente inmediato para el desarrollo de diabetes. La atención de este último mal y sus complicaciones significan una inversión de 54 millones de pesos diarios en los tres niveles de atención del instituto. Lo más grave, advirtió el director de Prestaciones Médicas, Santiago Echevarría Zuno, es que alrededor de 40 por ciento de estos pacientes sufrirá algún daño adicional en su salud como ceguera, insuficiencia renal y pie diabético (lo que eventualmente los llevará a la amputación de extremidades).

Resaltó que la expectativa de vida de los diabéticos es dos décadas menor con respecto a la población general.

En rueda de prensa, el funcionario advirtió que el sobrepeso y la obesidad son la verdadera pandemia del siglo XXI, la cual afecta a 70 por ciento de los mexicanos. De continuar la actual tendencia, dentro de 10 años 90 por ciento de la población estará en esta condición de salud.

Subrayó el riesgo de que esta posibilidad se concrete por la alta frecuencia del exceso de peso entre menores de edad. Al respecto, Eulalia Piedad Garrido, endocrinóloga del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, señaló que en apenas ocho años (1999 a 2006), la prevalencia del sobrepeso y la obesidad entre escolares pasó de 18.6 por ciento a 30 por ciento.

Este fenómeno está directamente relacionado con el estilo de vida de los pequeños. Dijo que 60 por ciento de los niños de cinco a 11 años de edad pasan más de dos horas diarias viendo televisión; 22.1 por ciento toman más de un refresco al día; y 30 por ciento consume frituras y/o pastelillos industrializados.

El sobrepeso y la obesidad están presentes en 32.5 por ciento de los jóvenes que tienen de 12 a 19 años de edad; 61.5 por ciento ve televisión más de dos horas diarias; 28 por ciento toma más de un refresco al día; y 24 por ciento ingiere frituras y/o pastelillos industrializados.

Garrido resaltó la importancia de atender este problema de salud porque 15 por ciento de obesos menores de dos años lo serán en la edad adulta, igual que 25 por ciento de prescolares y 80 por ciento de los adolescentes de 10 a 14 años de edad.

El instituto registra 9 millones de días/paciente en el sistema hospitalario, de los que 32 por ciento son por diabetes y sus complicaciones.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

Obesidad, la auténtica pandemia del siglo XXI: IMSS, México

Obesidad, la auténtica pandemia del siglo XXI

Cada día, problemas vinculados a este mal causan la muerte de 78 mexicanos.
El Seguro Social lanzó ayer un modelo para promover un mejor estilo de vida.



México.- Para el Instituto Mexicano del Seguro Social no hay vuelta de hoja: en México, el sobrepeso y la obesidad son la auténtica pandemia del siglo XXI. Así lo prueba el hecho de que las enfermedades asociadas a la gordura matan a 78 mexicanos y mexicanas cada día, y atender en hospitales el costo de estas afecciones le cuesta al país 19 mil 710 millones de pesos anuales.
La sentencia la pronunció Santiago Echevarría Zuno, director de Prestaciones Médicas del IMSS, quien fue tajante: hoy, siete de cada diez mexicanos están pasados de peso, y a menos que se modifiquen radicalmente los hábitos alimenticios de todos, en diez años seremos el primer lugar mundial en este renglón, con nueve de cada diez personas oficialmente gordos.
¿Argumentos? El funcionario del Seguro Social llegó armado de cifras aterradoras, empezando por el cada vez más serio impacto de estas afecciones sobre los niños. Los pequeños mexicanos ya padecen afecciones "de adultos": diabetes, hipertensión, colesterol alto, problemas cardiovasculares.
Los menores "del Seguro Social ven televisión más de dos horas al día en promedio; cerca de 2 por ciento de niños y del 31 por ciento de adolescentes tienen sobrepeso y obesidad", relató. "En cuanto al sedentarismo, éste afecta al 6.9 por ciento de los menores de diez años y al 16.9 por ciento de los adolescentes".
Los números son redondos: en México hay unos cuatro millones de niños con algún grado de obesidad: uno de cada diez menores de cinco años; dos de cada diez de cinco a nueve, y tres de cada diez adolescentes.
¿La causa principal? La ingesta de comida chatarra.
Acompañado de la endocrinóloga pediatra Eulalia Piedad Garrido Magaña, del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Echevarría Zuno dijo que el IMSS gasta cada día en atender problemas derivados de la obesidad 54 millones de pesos.
Costo no sólo económico
La obesidad cuesta. El Seguro Social atiende 90 millones de consultas diarias. Una de cada cinco (18 millones) son para atender a pacientes con diabetes tipo 2. Cada uno de estos pacientes implica un gasto diario aproximado de nueve mil pesos.
Y el costo no es sólo económico. De los cerca de 11 millones de diabéticos del país, al menos 80 por ciento tienen antecedentes de obesidad.
Pero sus males no paran ahí: de cada 100 diabéticos, 14 tienen daño renal, diez tienen neuropatías periféricas, cinco se quedan ciegos, diez tienen pie diabético y un tercio de estos últimos pierde alguna de sus piernas por amputación.
Un paciente diabético muere en promedio 20 años antes que una persona sin diabetes, y sus últimos 20 años de vida tendrá alguna complicación.
De remate, el diabético tiene tres veces más riesgo de presentar enfermedades del corazón o accidentes cerebrovasculares.
El IMSS no se quedó en el diagnóstico, y ayer mismo lanzó a nivel nacional un modelo de acción en el que quiere involucrar a toda la población del país.
El nuevo programa se llama EVAS, Estilos de Vida Activos y Saludables, y en su expresión más simple significa que todas las Unidades de Medicina Familiar del Seguro Social contarán con un módulo del programa.
Bomba de tiempo
En Monterrey, Heriberto Fabela Rodríguez, coordinador de Prevención y Atención a la Salud en la delegación local del IMSS, explicó que el propósito del programa es desactivar la bomba de tiempo del sobrepeso y la obesidad.
El cuadro que trazó fue parecido al de Echevarría Zuno: dijo que en el país conviven unos 13 millones de hipertensis, al menos ocho millones de diabéticos, más de 50 millones son sedentarios (cero ejercicio), 90 millones viven sometidos a un estrés nocivo y más de 100 millones están mal nutridos.
"Ante este panorama, es urgente erradicar estos estilos de vida modernos a través de la alimentación saludable, la actividad y el ejercicio físico, y la vida libre de adicciones como el alcohol y el tabaco", dijo.
El modelo EVAS apoyará a quienes estén dispuestos a emprender un cambio en su estilo de vida, es decir, a quienes tengan kilos de más o reconozcan vivir en el sedentarismo o tener alguna adicción.
Quien lo desee podrá acudir al módulos EVA en la Unidad de Medicina Familiar más cercana, y ahí recibirá una cartilla de alimentación saludable y actividad física, la cual comprende 28 planes de alimentación y cuatro programas de rutinas o de actividad física.
La meta del programa es que quienes lo adopten pierdan al menos medio kilo por semana. Parece poco, pero son dos kilos por mes y pueden llegar a ser 24 kilos en un año. Y como esto requiere de ayuda, los que se afilien al programa tendrán que ir a consulta una vez al mes durante medio año.
En Guadalajara, la invitación al programa EVAS impulsado por PrevenIMSS la hizo Manuel Cervantes Ocampo, jefe de Prestaciones Médicas de la Delegación Jalisco.
El funcionario pidió a los derechohabientes acudir al Seguro Social para que ahí los expertos valoren su peso y talla y, de ser necesario, les den la asesoría nutricional o médica que requieran.
El IMSS buscará además detectar y controlar el estrés y la depresión, que también suelen llevar a malos hábitos alimenticios.
-Claves
Chicos Nintendo
• Francisco Fabela, jefe de Prestaciones Médicas del IMSS en Monterrey, dijo que además de comer mal, los chicos de hoy hacen 70 por ciento menos ejercicio que hace 30 años.
• El ejercicio de niños es clave: "Disminuye el sobrepeso y la obesidad, reduce el riesgo de padecer diabetes, fortalece el sistema osteomuscular y mejora el entorno psicosocial", dijo.
• Hoy, agregó Fabela Blas, de 60 a 80 por ciento de los niños mexicanos son sedentarios, algo malo si se piensa que un niño obeso puede morir antes o ser un adulto discapacitado.
Blanca Valadez
--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

sábado, 18 de julio de 2009

OBESIDAD EN MÉXICO SE INCREMENTA DE 60 A 70 5

Aumentó 10 puntos sobrepeso y obesidad en México

Las más afectadas son las mujeres debido a que su organismo trabaja generalmente a base de hormonas; además, tienden a generar más tejido adiposo y lo acumulan en el abdomen o en la cadera.


México.- De 2000 a la fecha, el porcentaje de adultos mayores de 20 años con problemas de sobrepeso y obesidad aumentó 10 puntos, al pasar de 60 a 70 por ciento del total, alertó Dolores Patricia Delgado Jacobo, investigadora de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza.
En un comunicado, indicó que las más afectadas son las mujeres, pues si bien este padecimiento afecta a dos tercios de la población, el sector femenino es el predominante, con casi 72 por ciento, en comparación con 68 por ciento de los varones.
La experta detalló que eso se debe a las características de cada sexo; el organismo de las mujeres generalmente trabaja a base de hormonas; además, tienden a generar más tejido adiposo y lo acumulan en el abdomen o en la cadera.
Advirtió que estimaciones serias señalan que para 2010 en el mundo existirán mil 500 millones de personas con sobrepeso, y de esta cifra 20 por ciento serán niños y adolescentes. Ello debido a que sus vidas son más sedentarias que antaño, porque pasan mayor tiempo frente a la computadora, los videojuegos y la televisión.
Según la Organización Mundial de la Salud, expuso Delgado Jacobo, para 2015 habrá unos dos mil 300 millones de adultos con sobrepeso y más de 700 millones con obesidad. "Eso significa que si no se desarrollan estrategias adecuadas para limitar estos factores de riesgo, aumentará el número de casos".
Expuso que para combatir esas afecciones es preciso lograr un equilibrio energético hasta alcanzar un peso normal; reducir la ingesta de calorías procedentes de grasa; cambiar el consumo de grasas saturadas a insaturadas y aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, granos integrales y frutos secos.
La experta argumentó que entre el ejercicio y una dieta adecuada se debe producir una pérdida de entre siete y ocho kilos, pero no de una manera rápida, sino paulatina. Y es que, expuso, un individuo que baja de peso adecuadamente debe disminuir entre 200 y 500 gramos por mes.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

domingo, 24 de febrero de 2008

La SSA cabildeará con industriales retirar de horarios infantiles en medios electrónicos publicidad de comida chatarra
Por: Redacción | Nacional
Viernes 22 de Febrero de 2008
Prevención. El objetivo es combatir la obesidad infantil.
El secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, anunció que se buscará el apoyo de los industriales de alimentos para que eliminen la publicidad de comida “chatarra” de los horarios infantiles en medios electrónicos y contribuyan al combate de la obesidad en infantes.

El titular de la Secretaría de Salud adelantó que para ello se tiene prevista una reunión en marzo para revisar, junto con los empresarios, un Código de Etica, en el cual se definan las líneas para evitar la promoción de estos comestibles con bajo contenido nutricional.

“Vamos a apelar a la responsabilidad social de los empresarios para lograr este objetivo y aunque algunos han manifestado que no están de acuerdo, tienen que participar porque este es un problema que nos atañe a todos”, subrayó el Secretario de Salud.

Luego de presentar el estudio “Factores Asociados a Sobrepeso y Obesidad en el Ambiente Escolar”, de la Fundación Mexicana para la Salud, el funcionario señaló que hasta el momento no se tienen previstas sanciones para quienes no se sumen a la campaña, “pero no se descarta que en el futuro pudieran haber acciones del Congreso o del Ejecutivo federal para compensar el gasto de daños a la salud”.

También adelantó que se pedirá a los industriales que firmen el Código de Ética, y se comprometan a reetiquetar sus productos con términos que la gente entienda más y sepa lo que consume.

Recordó que en nuestro país actualmente hay 1.4 millones de escolares con obesidad y sobrepeso y es urgente emprender acciones para revertir esta situación.

En este sentido, precisó que una medida para que los infantes tomen conciencia del daño de consumir productos “chatarra”, es el trabajo conjunto con la Secretaría de Educación Pública para establecer una materia que se denomine Educación para la Salud.

Finalmente, anunció que la semana próxima se darán a conocer las guías nutricionales de líquidos y la población conozca los niveles nutricionales que tienen las bebidas que consumen.

Sin precedente, sobrepeso en los niños, alerta la Ssa

Ángeles Cruz Martínez
El titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Ángel Córdova Villalobos, convocó a la industria de alimentos a que actúe con responsabilidad social y evite la publicidad de productos de bajo valor nutricional, principalmente en los horarios infantiles, porque México registra un “aumento sin precedente” en los índices de sobrepeso en los niños.
Dijo que uno de cada cuatro niños de cinco a 11 años tiene exceso de peso, y 1.4 millones son obesos, situación preocupante por los potenciales daños a la salud que esto ocasiona y porque el problema persiste hasta la etapa adulta.
Luego de participar en la presentación de los resultados del estudio sobre factores asociados a sobrepeso y obesidad en el ambiente escolar, financiado por la Fundación Mexicana para la Salud, el funcionario informó que desde el año pasado propuso a las empresas que de manera conjunta atiendan el problema en el país, como ocurre en otras naciones, donde los resultados son buenos.
Comentó que algunas de las empresas han mostrado resistencia a participar con la Ssa, pero confió en que asumirán la parte de la responsabilidad que les corresponde. Por el momento, descartó la posibilidad de que se apliquen sanciones a los fabricantes que se nieguen a modificar sus esquemas de publicidad o a tomar otras medidas encaminadas a mejorar la salud de la población.
Sin embargo –dijo–, si no se dan los resultados que el gobierno federal espera, “no sería de extrañar que en algún tiempo pudiera haber otro tipo de acciones” provenientes del Congreso de la Unión o del Poder Ejecutivo.
Explicó que el plan es crear un código de ética en el que también se establezca la prohibición de hacer uso de personajes o actores de gran atracción para los niños para la promoción de alimentos chatarra.
La Ssa también trabaja en una propuesta para retiquetar los productos, a fin de que sean de fácil interpretación y que las personas puedan conocer el contenido calórico y proteico de los alimentos procesados.
Como perciben los mexicanos la Obesidad: por falta de voluntad, opina 72%
Explicación genética sólo convence a 46% de encuestados
Jorge Buendía
El Universal
Domingo 24 de febrero de 2008
En México existen más de 50 millones de personas con problemas de sobrepeso y obesidad. Entre los niños, este padecimiento ya está presente: uno de cada cuatro infantes de entre cinco y 11 años de edad tiene un peso excesivo. En este contexto, ¿a qué atribuyen los ciudadanos la obesidad en el país? ¿La perciben como un problema estrictamente individual, ocasionado por la falta de voluntad de las personas? ¿Es una enfermedad de orden genético? ¿Qué acciones esperan del Estado para enfrentar este problema?

La encuesta nacional de Ipsos-Bimsa/EL UNIVERSAL arroja como primera conclusión que la ciudadanía percibe a la obesidad como un problema personal, ocasionado por la falta de fuerza de voluntad: 70% de los entrevistados está de acuerdo con la frase de “la mayoría de las personas con obesidad come lo que quiere y no ve su peso como un problema”. Un porcentaje similar (72%) cree que la mayoría de las personas “carece de fuerza de voluntad para hacer dieta o ejercitarse regularmente”.

La explicación genética de la obesidad tiene menos simpatizantes. Sólo 46% de la población está de acuerdo con la frase “ser obeso es algo que se hereda de los padres”. El argumento de que “la mayoría de las personas tiene obesidad porque simplemente así nacieron” es todavía más impopular: sólo 34% está de acuerdo con la frase y 40% está en desacuerdo.
Otras fuentes

Sin embargo, la población también considera que la obesidad puede deberse a una oferta alimenticia inadecuada y a la publicidad excesiva. Del total de los entrevistados 71% considera que en los restaurantes y supermercados abunda la “comida poco sana y que engorda”. De igual forma, 74% de la población considera excesiva la publicidad de golosinas, botanas y refrescos dirigida a los niños.

La percepción de que parte del problema de la obesidad está en la oferta alimenticia propicia que se acepte una mayor intervención del Estado en la materia. Así, 61% está de acuerdo con que se cobren impuestos especiales a golosinas, botanas y refrescos, si este dinero se utiliza para mejorar la nutrición de ciudadanos. Un porcentaje similar, 63%, también concuerda con que se elimine la venta de golosinas y refrescos en las escuelas públicas. La demanda de regulación alcanza también a la publicidad: 68% de los entrevistados apoya que se regulen los anuncios de golosinas, botanas y refrescos, en forma similar a los anuncios de cigarros y de alcohol. De hecho, la agenda gubernamental va en este sentido. Hace unos días, el Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, señaló que estarán buscando reducir la publicidad de productos de bajo nivel nutricional en programas dirigidos a niños.
Una parte importante del combate a la obesidad es incrementar la cultura nutricional de los mexicanos (la cuál está en un bajo nivel). La mitad de la población (52%) nunca, o casi nunca, lee la información nutricional que aparece en los empaques de los alimentos. Sólo el 24% señala que casi siempre lee esta información. Igualmente, 2 de cada 3 entrevistados (65%) señalan que “nunca” o “rara vez” leen libros, revistas o artículos sobre temas nutricionales o alimentación balanceada. Como es previsible, quienes están más informados en materia nutricional son quienes tienen menos sobrepeso.

Un resultado alentador de la encuesta es que los mexicanos estamos concientes del problema de la obesidad: la mayoría piensa que es un problema grave (63%) y sólo 3% cree que no hay dificultades en la materia. Además, 58% de los entrevistados reconoció tener sobrepeso. Es más fácil enfrentar un problema cuando este se reconoce.










viernes, 18 de enero de 2008

La "bomba" de obesidad en México

La "bomba" de obesidad en México
María Elena Navas
BBC Ciencia
Los mexicanos han cambiado los tacos, enchiladas y frijoles por pizzas y hamburguesas.

Hamburguesa y papas
Los mexicanos han cambiado los tacos y tortillas por hamburguesas y pizzas.
Y si no se modifican estos hábitos de consumo, en diez años 90% de la población sufrirá obesidad y sobrepeso.

Según expertos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) esta situación "es alarmante" debido a la deficiencia en la nutrición y la falta de actividad física que afecta a todas las edades.

Según datos del Instituto Nacional de Salud Pública actualmente más de 70 millones de mexicanos tiene problemas de sobrepeso u obesidad.

Más de 4 millones de niños de entre 5 y 11 años, y más de 5 millones de jóvenes y adolescentes, sufren también estos trastornos.

"El problema es muy grave" dijo a BBC Ciencia el doctor Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

"México tiene ya muchos obesos -dice el experto- pero todavía falta que recibamos el impacto del daño a la salud producido por esa obesidad, como diabetes, arterosclerosis, accidentes vasculares, tumores, etc.".

Estas enfermedades ya han aumentado de forma alarmante en el país, y según el doctor Ávila "todavía falta enfrentar lo peor".

Los expertos afirman que los mexicanos han optado por cambiar su dieta tradicional basada en maíz, cereales y leguminosas, por una dieta de comida rápida de pizzas, hamburguesas y refrescos.

Pero además de la dieta alta en grasas saturadas y azúcares y baja en fibra, vitaminas y minerales, prevalece el sedentarismo en el país.

Estilos insanos

Hombre obeso
La obesidad tendrá un enorme impacto en la incidencia de enfermedades como diabetes.
Según el investigador, uno de los mayores problemas en México es el "bombardeo inescrupuloso de la publicidad" que promociona entre la población, particularmente la infantil, estilos de vida no saludables.

En México, dice, no existen condiciones para que la gente se alimente bien y haga ejercicio, y en cambio, hay muchas condiciones para que se alimente mal.

"Quien nos está enseñando a comer es la publicidad y nos está enseñando a comer muy mal y en exceso con la promoción del consumo de alimentos chatarra de altísima densidad energética".

"Y la promoción de un estilo de vida absolutamente sedentario", agrega.

El problema, dice el investigador, no podrá enfrentarse sólo con recomendaciones a la gente para comer bien y hacer ejercicio.

Será necesario implementar una política pública de información adecuada "que compense los excesos de la publicidad".

Si no se corrige esta tendencia habrá un grave problema de la cada vez más precoz diabetes, cáncer y otras enfermedades provocadas por la obesidad.

"Antes veíamos que la diabetes tipo 2 aparecía a los 60 años -dice el experto- ahora está apareciendo a los 20 años".

Obesos desnutridos

Paradójicamente, hay regiones de México con altas tasas de desnutrición infantil.

Quien nos está enseñando a comer es la publicidad y nos está enseñando a comer muy mal y en exceso con la promoción del consumo de alimentos chatarra de altísima densidad energética
Dr. Aberlardo Ávila, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición
Y lo que se está viendo cada vez más claro en el país es que los niños que son desnutridos en sus primeros tres años de edad, tendrán seis veces más probabilidades de ser obesos más tarde en su vida.

"Parece paradójico -afirma el doctor Ávila- pero hay una relación directa entre la desnutrición infantil y la obesidad en etapa escolar y adulta".

Lo cual está creando un problema mucho más grave de gente obesa y desnutrida.

Según el experto, el daño metabólico que causa la obesidad a un ser humano que sufrió de desnutrición en las primeras etapas de su vida es mucho mayor que el que causa a aquél que no fue desnutrido.

Es decir, para un niño desnutrido no sólo es mayor el riesgo de ser obeso, sino también sufrirá más daños a la salud a causa de esa obesidad.

Aunque la desnutrición infantil en México se ha logrado reducir entre 1999 y 2006 del 6% al 1,6%, la obesidad en ese mismo período aumentó del 21,9 al 28,7% entre niños y adolescentes.

"No olvidemos que el 70% de la población que hoy tiene más de 40 años en México fue desnutrida en su infancia", dice Abelardo Ávila.

"Esto se está viendo ya en la incidencia creciente de diabetes y otras enfermedades que se está produciendo en la población".

"Necesitamos conciencia social de lo que está pasando, informar a la población de lo que está causando la obesidad y acciones de políticas públicas para enfrentarlo", señala el experto.



--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

miércoles, 16 de enero de 2008

México será el país con más gordos del planeta en 2018 si no se toman medidas

México será el país con más gordos del planeta en 2018 si no se toman medidas

México será en diez años el país con más sobrepeso del mundo si no se toman medidas preventivas, de acuerdo con la proyección hecha pública hoy por el Instituto Mexicano de la Seguridad Social (IMSS).


Actualmente, México ocupa el segundo lugar en el escalafón mundial de sobrepeso, según la Organización Mundial de la Salud.
México será el país con más gordos del planeta en
Actualmente, México ocupa el segundo lugar en el escalafón mundial de sobrepeso, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

'Los problemas de obesidad son ya más comunes desde edades tempranas, cada vez es más frecuente ver a un niño de 7 u 8 años con el peso de un adulto de sesenta kilos', apuntó la nutricionista Blanca Esquivel.

Casi el 70% de los mexicanos, algo más de 70 millones de personas, tiene problemas con su peso, ya se trate de obesidad (cerca del 40%) o de sobrepeso (sobre el 30%), de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2006.

La razón hay que buscarla principalmente en la influencia de la comida rápida estadounidense o 'comida chatarra' en la dieta tradicional mexicana, especialmente en las zonas urbanas, dijo la experta.

Hamburguesas, pizzas y refrescos, de los que México es el primer consumidor mundial por persona, han restado espacio en el plato a los tradicionales maíz, frijol, vegetales y carne típicos de la gastronomía local, según el IMSS.

La influencia extranjera ha sido positiva en el caso de la dieta mediterránea, que ha aportado una mayor presencia del aceite de oliva, los cereales integrales y los vegetales frescos en las mesas de México, según la experta.

Agrega que la cultura gastronómica mexicana ha contribuido a la obesidad por sus altos contenidos de grasa y debido a la costumbre de comer profusamente en todo tipo de festejos.

Las fiestas navideñas y el conocido 'Maratón Guadalupe-Reyes', la serie de festejos que se extienden del 12 de diciembre al 6 de enero, han dejado una media de tres kilos más en cada mexicano, según datos de la Secretaría de Salud.

Incluso el presidente Felipe Calderón bromeaba el pasado fin de semana con ello cuando recibía al club ganador de la liga mexicana de fútbol, el Atlante, cuyos miembros le obsequiaron una camiseta del equipo.

Calderón dudaba de que, tras los recientes festejos, fuese a encajarle bien la prenda. Tras un pequeño esfuerzo, el gobernante pudo vestir la camiseta.

En este país es común que los trabajadores recurran habitualmente al taco, las quesadillas y otros 'antojitos' (pinchos) mexicanos en puestos callejeros a la hora de la comida o en cualquier momento que sientan hambre en lugar de tener una alimentación más regular y equilibrada.

Donde los especialistas mexicanos de nutrición se muestran más preocupados es con respecto a niños y adolescentes ya que entre 1999 y 2006 la incidencia de sobrepeso y obesidad en este grupo aumentó del 21,9% al 28,7%.

Paradójicamente, la zona sur del país sigue luchando contra la desnutrición infantil, que ha logrado reducirse del 6 al 1,6 por ciento en el mismo período, según datos oficiales.

Estados como Chiapas y Oaxaca, de los más pobres y con mayor presencia indígena del país, son los que más sufren este problema.



Terra Actualidad - EFE

--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

domingo, 21 de octubre de 2007

México debe actuar con rapidez y decisión, dicen expertos / Obesidad infantil: al filo del abismo

México debe actuar con rapidez y decisión, dicen expertos
Obesidad infantil: al filo del abismo

Riesgo de que el problema quede fuera de control si no se toman medidas. El número de niños gordos creció 77% en México en los últimos ocho años.
 
El sobrepeso ya es un problema de dimensiones preocupantes. Foto: Kirsty Wigglesworth/AP


20-Octubre-07


En México la obesidad infantil es una bomba de tiempo, un explosivo que tiene corta la mecha: si en tres años no se adoptan medidas drásticas para contener su avance desmesurado, se corre el riesgo de perder el control. Se estaría condenando a las generaciones por venir a una vida pesada, peligrosa, en la que muchos niños y adolescentes podrían morir de enfermedades antes asociadas exclusivamente a los adultos.

La advertencia la hicieron los doctores Francisco González García, cirujano pediatra y gerente médico de la farmacéutica Roche, y Silvia Quiroga González, nutrióloga, que participaron en el curso de actualización médica Voces en Pediatría, convocado por Roche, el Hospital Star Médica Infantil y el Consejo Mexicano de Pediatría.

González García recordó que "si bien México es el segundo país del mundo en obesidad infantil, es el primero en velocidad de crecimiento".

Los datos así lo indican. La Encuesta Nacional de Salud 2006 es tajante al respecto: en 1999 la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños de 5 a 11 años fue de 18.6% (20.2% en niñas, 17% en niños), en sólo siete años pasó a ser de 26% (26.8 en niñas, 25.9% en niños), un desmesurado aumento general de 39.7 por ciento.

El dato más alarmante tiene que ver con la obesidad en niños varones, que en el mismo lapso 1999-2006 pasó de 5.3% a 9.4%, un aumento del 77 por ciento.

Para los adolescentes (12 a 19 años) los aumentos no fueron tan masivos, pero la prevalencia es alta: por ejemplo, 23.3% de las chicas tienen sobrepeso y 9.2% son obesas.

Según el experto, la mitad de esos niños afectados por peso de más ya tienen, sin saberlo, síndrome metabólico: tienen la mesa puesta para padecer en corto plazo obesidad, diabetes, dislipidemias e hipertensión arterial. "Estamos criando la primera generación de niños que podrían morir antes que sus padres", sentenció González García.

Parte del problema es que los niños tienen los vasos sanguíneos más delgados que los adultos, así que con menos acumulación de grasa pueden llegar a tener problemas: están en más riesgos que los adultos. Y la parte más difícil del problema reside en la formidable resistencia cultural y social a cambiar de hábitos alimenticios.

"La obesidad es más difícil de tratar que el cáncer", opinó el doctor González García. "El cáncer, con los tratamientos adecuados, se quita con una alta proporción de buenos resultados. Pero como combatir la obesidad requiere cambios en el estilo de vida y la colaboración del paciente, la tasa de abandono es muy alta: el fracaso es común".

Si un niño llega a la adolescencia obeso, explicó, hay 80 por ciento de probabilidades de que sea luego un adulto obeso. Si se logra controlar su población de células de grasa dentro de límites normales, la probabilidad se reduce a 20 por ciento.

Los médicos deben enfocarse, dijo, a reducir los riesgos a la salud de sus pacientes. Y en materia de obesidad infantil es clave que las familias de los niños participen: que lleven a los pequeños al médico para que se les defina una terapia, actividad física, un estilo de vida u otras medidas para controlar su peso.

El experto dijo que satanizar o prohibir alimentos chatarra, como sugiere una reciente iniciativa legislativa, tiene pocos resultados positivos. "Aumentar los impuestos tampoco reduce el consumo. Lo que se necesita es educación. Y los niños aprenden bien, pero necesitan mucho apoyo familiar".

Datos oficiales documentan que más de 95 por ciento de la obesidad infantil en México se debe a factores nutricionales, o simples o exógenos, es decir, los niños comen mal, no necesariamente poco o mucho, pero no los alimentos apropiados.

"Las tendencias dicen que si no hacemos algo realmente efectivo, en el año 2010 el problema será insostenible", aseguró González García. "Nos queda muy poco tiempo para actuar".

La doctora Quiroga González dijo que el panorama es difícil pero no imposible. El estilo de vida moderno, en que ambos padres trabajan y andan corriendo todo el día, no se presta para que pongan atención a los menores, pero los principios apropiados son pocos y básicos.

"Se trata de educar a toda la familia para que tenga mejor alimentación; no se trata de que coman menos, sino de que coman más sano. Y hay que cambiar el estilo de vida para que sea menos sedentario, que tengan algo de actividad física".

Los especialistas mencionaron el fármaco orlistat, comercializado por Roche bajo el nombre de Xenical y autorizado para su uso pediátrico en México.

La nutrióloga comentó que un estudio en Vancouver reveló que un año de tratamiento con Xenical significó la pérdida de 2.5 kilos de grasa abdominal comparado con un grupo de control que con dieta y ejercicio perdió 300 gramos.

Medicamento singular

El orlistat o tetrahidrolipsina (la imagen de arriba es una representación de su molécula) es un fármaco diseñado para combatir la obesidad, lo cual consigue evitando la absorción intestinal de grasas.

El fármaco actúa inhibiendo la llamada lipasa pancreática. Se trata de una enzima que degrada los triglicéridos convirtiéndolos en ácidos grasos que pueden ser absorbidos. Si la enzima no actúa, las grasas no se absorben, sólo se excretan.

El fármaco está autorizado en México para su venta con prescripción médica bajo el nombre de Xenical, e incluso está indicado para su uso en niños. Se vende en tabletas de 120 mg que se toman antes de cada alimento.

En Estados Unidos, Glaxo-SmithKline tiene una variante de venta directa al público que se llama Alli, en dosis de 60 mg. Tanto Xenical como Alli tienen un peculiar efecto secundario, que se puede definir como lo opuesto a la constipación.

El tiempo apremia

Francisco González García
Cirujano pediatra
"Si no hacemos algo realmente efectivo, en el año 2010 el problema será insostenible. Nos queda muy poco tiempo".

Silvia Quiroga González
Nutrióloga
"No se trata de que coman menos, sino de que coman más sano; y hay que tener un estilo de vida menos sedentario".


AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldana
Fundador y presidente.

viernes, 19 de octubre de 2007

Estragos de la obesidad: sufren ya males cardiovasculares niños y adolescentes

Estragos de la obesidad: sufren ya males cardiovasculares niños y adolescentes

Por: Cruz Loera 
 
  El 25% de ellos sufren sobrepeso u obesidad entre los 15 y los 18 años
A causa de la obesidad los niños y los adolescentes sufren ya también de enfermedades cardiovasculares, principalmente hipertensión arterial y elevación de colesterol y de triglicéridos en la sangre, trastornos silenciosos que anteriormente eran exclusivos del adulto. Veinticinco de cada cien infantes y jóvenes entre los cinco y los 18 años tienen algún grado de obesidad.
 
Así lo señaló Eduardo Rico Escobar, coordinador de Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social, quien recomendó como medidas de prevención: modificar los hábitos higiénico-dietéticos, disminuyendo el consumo de comida chatarra e incrementando el de las frutas y verduras, así como promover el ejercicio físico y dejar la vida sedentaria, como el estar frente al televisor y jugando en la computadora, conductas muy frecuentes entre la niñez que favorecen el sobrepeso y la obesidad, con sus complicaciones en la salud.
 
Dijo que cada vez se hace una detección más oportuna de los problemas cardiovasculares en los niños debido a las acciones preventivas del programa integral de salud del niño y del adolescente Prevenimss, pues el médico familiar de manera intencional busca en todo infante con sobrepeso u obesidad alteraciones metabólicas, de tal forma que se puedan atender oportunamente, a fin de evitar trastornos futuros.
 
Añadió que anteriormente se pensaba que las complicaciones cardiovasculares por obesidad en la infancia se iban a manifestar en la edad adulta, sin embargo hoy los niños "gorditos" tienen tres veces más riesgo de presentar a su edad hipertensión arterial y elevación del colesterol y hasta cinco veces el incremento de triglicéridos en la sangre. Aunque no van a sufrir un infarto al corazón esto sí merma mucho su calidad de vida.
 
El doctor Rico Escobar indicó que la obesidad se ha incrementado más a partir de los cinco años de edad y el sector de mayor incidencia son adolescentes entre los 12 a 18 años, debido a que "llevan arrastrando" el sobrepeso desde pequeños.
 
Es importante, precisó, promover la actividad física y mejorar la alimentación, para lo cual los padres de familia deben llevar a su hijo a la consulta del niño sano cada seis meses, y no esperar a verlo "gordito" o con complicaciones. Si a su hijo le compra ropa dos tallas más grandes que la correspondiente a su edad, ya sufre de esta enfermedad y está en riesgo no sólo de sufrir males cardiovasculares, sino también diabetes mellitus, lesiones ortopédicas y trastornos emocionales, entre otros padecimientos.
 
El doctor subrayó que de no atender en edad pediátrica la obesidad o el sobrepeso será más difícil resolver el problema en la edad adulta.
Para finalizar dijo el doctor Rico Escobar que los padres de familia cada vez son más conscientes de que la obesidad no sólo es un problema de estética, sino que también es una enfermedad. 


AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldana
Fundador y presidente.